Mundo de la Seguridad -

Enter your keyword

7 pasos para limpiar un derrame

Si ves a tu alrededor, hay líquidos por todas partes. Algunos son inofensivos, pero otros son corrosivos, reactivos, flamables, tóxicos, etc.

Por lo que, en cualquier lugar donde se encuentren fluidos, existe la posibilidad de que se presenten derrames, fugas o liberaciones accidentales de éstos.

Gran parte de los derrames reportados ocurren en las instalaciones  de trabajo, las fábricas, laboratorios, etc.

Lamentablemente, la mayoría de la gente cree que nunca se le puede presentar algún tipo de situación como ésta, pero la realidad es que suceden en cualquier momento.

A continuación, te compartimos 7 pasos que, si los aplicas, te protegerás a ti mismo, tus empleados y al medio ambiente.

Cuando un derrame ocurre, tienes que estar preparado: Empieza por familiarizarte con el Plan de Contingencias para Derrames del lugar donde laboras.

Debes estar consciente de las probabilidades de derrame ya que cada minuto es crítico para mantener a todos a salvo.

Dos incidentes no suelen ser iguales, por lo que debes estar listo para tomar acciones rápidas.

Evalúa el Riesgo

Paso 1: Evalúa el Riesgo

Éste inicia desde el momento en que el derrame ocurre.

Debes reconocer los peligros potenciales y actuar inmediatamente. Algunas veces, nadie está presente cuando un derrame se genera.

Por lo que, en el momento en que lo descubras, empieza a evaluar el riesgo que representa éste. Por ejemplo, plantéate las siguientes preguntas:
¿Qué sustancias están involucradas?
¿Qué tanto líquido se derramó?
¿Qué tan peligroso es?
¿Representa algún riesgo para la vida humana, propiedad (instalaciones) o el medio ambiente?

Es esencial que la sustancia derramada sea identificada y cualquier factor de complicación sea reconocido.

Debes ser consciente de lo que puedes hacer y de lo que no de forma segura.

Mientras trabajas con el derrame, las cosas pueden ir cambiando: Los riesgos pueden ir disminuyendo, o bien, puede aumentar el peligro.
Por lo que la evaluación del riesgo debe ser siempre constante.

Selecciona el EPP adecuado
Zona de Exclusión

Paso 2: Protégete

Antes de que lleves a cabo cualquier acción, asegúrate de estar bien protegido: Selecciona el Equipo de Protección Personal adecuado, el cual dependerá de la severidad o magnitud del derrame y de los químicos involucrados.

Es imposible vestirse para protegerse de todos los riesgos: Puedes necesitar simplemente un par de guantes de nitrilo, mandil, botas y gafas de seguridad, hasta un traje encapsulado contra químicos en una situación más grave.

Si no estás seguro, asume lo peor y utiliza el nivel máximo de protección.
La exposición por inhalación de vapores o humos es uno de los riesgos más comunes sufridos por el Equipo de Emergencia que acude a controlar y limpiar los derrames. Y uno de los errores cometidos con mayor frecuencia es el usar, por ejemplo, Respiradores Purificadores de Aire (APR) en lugar de Equipos de Respiración Autónoma (SCBA).
Cualquier cosa que utilices, asegúrate que sea de tu talla o te quede a la medida y que esté limpio, así como descontaminarlo después de cada uso.

Te recomendamos trabajar en equipo. Evita lidiar con el derrame por tu propia cuenta. Puedes, por ejemplo, emplear radios de comunicación o cualquier medio confiable.

Toma en cuenta que tu EPP NO te hace intocable: Los químicos pueden llegar a penetrar los trajes, botas e incluso las gafas de seguridad.

Además, dichas prendas de seguridad pueden sufrir de pinchazos y desgarros todo el tiempo. Evita cualquier cosa que pueda dañar tu equipo.

Aunado a lo anterior, el EPP se puede ir degradando con el uso natural, o bien, por un almacenaje inadecuado.
Si los químicos llegan a penetrar tu traje, abandona el área del derrame inmediatamente.
La combinación de líquidos puede cambiarlo todo: Se consciente sobre ello y de las reacciones químicas que pudieran generarse.
Mantén alejadas a las personas del área de derrame ya que ésta y sus alrededores es una Zona de Exclusión a la que nadie puede entrar excepto el Equipo de Contingencia. Limita el área y establece un corredor.

Si te enfrentas a líquidos que emanan gases, debes estar monitoreando el aire constantemente: Los vapores pueden ser invisibles y moverse sin rumbo por lo que la Zona de Exclusión pudiera ser aún mas grande. También éstos pueden ser mas pesados que el aire, bajar y extenderse. O bien, menos pesados, subir y quedarse atrapados o contenidos en el área.
Otras preguntas que pudieras realizarte son:
¿Qué tanto se derramó?
¿En que dirección se está moviendo el líquido?
¿Y qué es lo que hay a su paso?

Asegúrate de mantener fuera de su camino canales, cultivos, aguas subterráneas, etc.

Interrumpe la fuente del derrame

Paso 3: Interrumpe la fuente del derrame

Detén la fuente del derrame para evitar que éste se haga más grande. 
Entre más pronto puedas cesarlo, más pequeño será el incidente.
Este paso pudiera ser algo sencillo: Desde levantar un barril para evitar que se siga saliendo el líquido, rodarlo para que el lado donde está la fisura o grieta permanezca hacia arriba, cerrar alguna válvula, presionar algún botón de apagado de emergencia, parchar una gotera, etc.

Si el recipiente que contiene el fluido se encuentra dañado, éste debe ser trasladado a un nuevo contenedor, o bien, colocar un parche reusable al tambor en cuestión.
Cada situación es diferente, por lo que tienes que estar familiarizado con todas las posibles opciones.

Confinamiento

Paso 4: Confina

Esto significa limitar el área del derrame. Entre más pronto se detenga la fuente, menos líquido se tiene que limpiar. Y entre más rápido se aísle el área, menos superficie deberás descontaminar después.
Para derrames muy pequeños, puedes simplemente limpiar con algún wiper (trapo). Para derrames más grandes, la contención podría ser a través de diques, zanjas, desvíos u otras formas de confinamiento, evitando así su esparcimiento.
La clave de una respuesta exitosa a un derrame, depende mucho de tener a la mano el equipo de trabajo correcto y saber cómo usarlo. Hay un sinnúmero de productos que puedes emplear: Desde tapetes, calcetas, almohadillas, polvo absorbente, barreras, etc. Si manejas Kits para Derrames, asegúrate de revisarlos periódicamente y rellenarlos si es necesario.
Por lo general, en el confinamiento, se empieza desde la parte más alejada del derrame. 

Para evitar que los líquidos se sigan esparciendo y al mismo tiempo absorberlos, te recomendamos el uso de calcetas superpuestas. Solo asegúrate que dicha superposición se haga de tal manera que sea externa al sentido del flujo.
Ahora bien, si utilizas diques de poliuretano, asegúrate que sean lo suficientemente pesados para evitar fugas. Este tipo de productos aíslan los líquidos pero no los absorben. 

Una regla común a considerar es: La altura de la cuneta debe ser 2 veces mayor a la profundidad del derrame. Y el ancho de la base de la misma, deber ser 4 veces el tamaño de la profundidad del derrame.

Dependiendo de la fuerza de la corriente o de la cantidad derramada, podría ser necesario acoplar una segunda barrera.
Un error clásico es situar la barrera muy cerca del derrame ocasionando que la sobrepase. Por lo que te sugerimos considerar el espacio necesario: No querrás que el fluido alcance el límite de la contención antes de que terminen de colocarla.

Limpia el área del derrame

Paso 5: Limpia

Después de haber sido contenido el derrame, inicia la limpieza de éste.
Algunos líquidos pueden ser aspirados o absorbidos. En cualquier caso, ten cuidado de NO pisarlos para minimizar la contaminación.
Te recomendamos seguir los procedimientos, normas, reglamentos, etc. establecidos en la empresa. 

Acuérdate que el objetivo final es prevenir la propagación de los materiales peligrosos.

Descontamina las personas y el EPP

Paso 6: Descontamina

Éste se refiere a la limpieza y neutralización del material peligroso acumulado en las personas y en el EPP.
El primer paso para la descontaminación, es la prevención: Nunca debes entrar a la Zona de Derrame hasta que el área de la descontaminación esté lista.

Es posible que tengas que quitarte y desechar tu ropa de seguridad, o bien, limpiarla rigurosamente con agua y jabón, o con alguna sustancia química neutralizante.
Se recomienda realizar prácticas de descontaminación para estar bien preparados.

Reporta el derrame

Paso 7: Reporta

Los eventos de derrames no pueden ser ignorados.  Ciertamente debes seguir y cumplir con los requerimientos ya sea locales, estatales o federales para los reportes. Toma en cuenta que podría haber sanciones por negligencia.

Hay otros factores importantes a considerar: La Zona del Derrame debe ser evacuada y acordonada de forma segura. Revisa los alrededores de ésta para ver si alguien más puede verse afectado por los vapores emanados, los químicos, etc. Si este es el caso, evacúa y llévalos a la Zona de Control.

Siempre mira con detenimiento y atención: Pueden existir más elementos de complicación tales como fuegos expuestos, fuentes de ignición o calor, vapores, gases, sistemas de ventilación, la dirección del viento, desagües abiertos, contenedores presurizados, entre otros.

Lleva a cabo entrenamientos regularmente: Prográmalos y tómalos muy en serio porque éstos pueden costarte la vida o la de algún compañero. Entre más practiques, las decisiones tomadas serán mejores.

El Equipo de Respuesta a Derrames tiene una gran responsabilidad para con ellos mismos, compañeros y su comunidad. No respondas sin practicar, siempre debes estar preparado. Y cuando un derrame ocurra, solo recuerda tu entrenamiento.

Fuente: Spill Response Training │ 7 Steps to Spill Cleanup Video, New Pig® Youtube Channel

Hola, necesitas ayuda?